El panorama de la postmodernidad es variopinto. Así nos lo muestra en una presentación de slideshare Celede.
La postmodernidad trae consigo (enumera Celede):

  • La destrucción de la idea de progreso.
  • Descontrol sobre la naturaleza.
  • Descreimiento de las leyes universales.
  • Desconstrucción.
  • En guerra constante.
  • Ciencia contradictoria.
  • Ciencia y problemas éticos.
  • Tecnología y problemas éticos.
  • Desmaterialización de la realidad.
  • Confusión de lo público con lo privado.
  • Influencia de los Medios de Comunicación de Masas.

En este panorama se ha desarrollado una Literatura característica, muy personal de una época:


  • Irrumpe la antinovela, opuesta a las tradicionales concepciones literarias, con personajes despersonalizados y desnortados.
  • En lo dramático el teatro de lo absurdo con su ilogicismo y el teatro de la complicidad, con improvisación y mímica.
  • La poesía se hace concreta: sobrevienen la anarquía de la sintaxis, los efectos visuales y los soportes novedosos.

Nos presenta Celede el epítome del héroe postmoderno como alguien despersonalizado e incorpóreo. Un ser vencido que se enfrenta a grandes pruebas, que se ve rodeado de situaciones absurdas y permanece en su estatismo.
¿Están ustedes de acuerdo? ¿No creen que existe un resquicio para el hombre activista, para el hombre de acción, que más que nunca de un tiempo a esta parte ha surgido para ponerse a la altura de las circunstancias?¿No hay buenas pruebas de él también en la Literatura?